Detectives Privados
Detectives Privados 

Manténgase informado

En esta página encontrará información periódica con las últimas novedades de nuestro centro.

Berlín acordona la zona de la estación central para desactivar una bomba de la II Guerra Mundial
EFE La operación requerirá además la evacuación de unos 10.000 ciudadanos. El artefacto fue detectado hace días durante unas obras en el barrio de Mitte y "su estado es seguro". Bomba de la II Guerra Mundial Una bomba de la II Guerra Mundial  obligará a las autoridades a acordonar la zona de la estación central de Berlín. El artefacto será desactivado por los especialistas, no sin antes desalojar un radio de unos 800 metros en torno a la estación central de ferrocarriles, con varios edificios gubernamentales. La operación requerirá además la evacuación de unos 10.000 ciudadanos, así como la interrupción del tráfico ferroviario por esa zona, que deberá ser desviado hacia otras estaciones. El acordonamiento de la zona y evacuación comenzó sobre las ocho de la mañana, mientras que las labores de desactivación del artefacto, de 500 kilogramos, empezarán unas dos horas tarde, sin que se haya concretado cuánto tiempo se precisará para completarlas. El artefacto fue detectado hace unos días durante unas obras en el barrio céntrico de Mitte, en la calle Heidestrasse y, según precisó entonces la policía, "su estado es seguro" y "no existe un peligro directo". La empresa de ferrocarriles alemana Deutsche Bahn (DB) ha organizado un amplio operativo para informar y desviar a los pasajeros afectados hacia otras estaciones para tratar de minimizar el efecto de esas tareas en el trafico ferroviario. Cortes en el transporte La operación afectará asimismo de forma notable el transporte metropolitano, ya que por la estación central de ferrocarriles discurren varias líneas de metro, además de los trenes de cercanías y los de media y larga distancia. Además de ese importante núcleo neurálgico para el transporte urbano e interurbano, quedarán dentro del cordón de seguridad la sede de los servicios secretos de Exteriores, el Ministerio de Finanzas y el de Transportes, así como un ala de la mencionada Charité, la mayor clínica del centro de Berlín. Las autoridades berlinesas han puesto a disposición de los ciudadanos afectados dos albergues y varios alojamientos colectivos.
>> más información

Alabama ejecuta al preso más longevo de la historia por asesinar a un juez con un paquete bomba
EFE Walter Moody era un hombre de 83 años, condenado por varios ataques bomba a finales de los ochenta. Pena de muerte El estado de Alabama (EE UU) ejecutó este jueves por el asesinato de un juez con un paquete bomba al anciano Walter Leroy Moody, de 83 años y que se convirtió en el recluso de más edad en ser sentenciado a muerte desde la reinstauración de ese castigo hace más de cuatro décadas. A Moody lo declararon muerto a las 20.42 hora local (01.42 GMT del viernes) tras recibir una inyección letal en la prisión Holman de Atmore (Alabama), según notificó el Departamento de Correcciones de ese estado sureño. Moody fue condenado en 1996 por el asesinato en Alabama del juez Robert S. Vance, del tribunal del undécimo circuito de apelaciones, con jurisdicción en Alabama, Florida y Georgia. El 16 de diciembre de 1989, Vance estaba sentado a la mesa de su cocina cuando abrió un paquete con una bomba que explotó con gran fuerza, causándole la muerte en el acto e hiriendo de gravedad a su esposa. En su juicio, los fiscales describieron a Moody como un hombre meticuloso obsesionado con vengarse del sistema judicial. Moody, que estudió Derecho, supuestamente sentía un fuerte rencor contra la Justicia porque el tribunal de apelaciones del undécimo circuito, del que formaba parte Vence, se negó a desestimar la pena a la que fue condenado en 1972 por poseer una bomba, lo que le impidió practicar la abogacía. Según los investigadores, después de asesinar a Vance, Moody perpetró más ataques con bombas para hacer parecer que el Ku Klux Klan (KKK) estaba tras la muerte del magistrado. Moody fue el octavo ejecutado este año en Estados Unidos y el primero en Alabama En diciembre de 1989, Moody envió por correo un total de cuatro bombas, una de las cuales causó la muerte de Robert E. Robinson, un abogado y activista afroamericano de Savannah (Georgia) que luchaba por los derechos civiles de la comunidad negra. También se ha vinculado a Moody con dos bombas que fueron interceptadas antes de estallar y que tenían como destino la oficina en Jacksonville (Florida) de la Asociación Nacional para el Avance de los Pueblos de Color (NAACP), la principal organización del país para la defensa de los derechos de los afroamericanos. Las autoridades afirman que esas bombas tenían como objetivo despistar a los investigadores y hacerles pensar que los crímenes tenían motivos raciales. Moody fue primero condenado en 1991 en una corte federal a siete penas de cadena perpetua y a pasar más 400 años en prisión. Posteriormente, en 1996, a nivel estatal fue sentenciado a muerte por el asesinato de Vance. La ejecución de Moody estaba programada para las 18.00 hora local (23.00 GMT), pero fue pospuesta unas dos horas por orden del Tribunal Supremo, que acabó rechazando un recurso de la defensa. "Moody ha pasado buena parte de estas tres décadas tratando de escapar de la justicia. Hoy los recursos del señor Moody por fin llegaron a su legítimo final. La justicia ha sido servida", consideró en un comunicado el fiscal general de Alabama, el republicano Steve Marshall. Moody fue el octavo ejecutado este año en Estados Unidos y el primero en Alabama. Desde que el Tribunal Supremo restituyó la pena de muerte en 1976, 1.473 presos han sido ejecutados en Estados Unidos, 63 de ellos en Alabama.
>> más información

Asesinan a puñaladas a un sacerdote mexicano en su parroquia
EFE En los últimos seis años han muerto de forma violenta en México 22 representantes de la Iglesia Católica. Sacerdote asesinado en México Un sacerdote murió apuñalado en su parroquia del Estado de México, con lo que se eleva a 22 el número de representantes de la Iglesia Católica asesinados en los últimos seis años, informó este jueves el Arzobispado. El párroco Rubén Alcántara Díaz discutió con su agresor antes de ser atacado con un puñal y murió tras recibir heridas en el pecho, los brazos y una mano, dijo el Fiscal General del Estado de México, Alejandro Gómez, a la cadena Radio Fórmula. El fiscal señaló que la secretaria del párroco ha declarado que escuchó una discusión y cuando entró a la iglesia, el sacerdote ya estaba muerto, mientras el agresor se daba a la fuga. Las autoridades informaron de que hay dos posibles testigos del asesinato, y confirmaron que han comenzado a revisar las cámaras de vídeo situadas en las cercanía para tratar de identificar los movimientos del presunto asesino. El fiscal precisó que el móvil del crimen puede ser una "agresión directa" contra el ministro religioso, ya que sus pertenencias no fueron tocadas e incluso tenía su teléfono móvil. El obispo de la diócesis de Izcalli, Francisco González Ramos, confirmó que el ataque al presbítero tuvo lugar "antes de las 7 de la noche" del miércoles. Con la muerte de este sacerdote, se elevan a 22 los representantes de la Iglesia Católica que han sido asesinados en los últimos seis años, señaló el Centro Católico Multimedia (CCM) en un comunicado del Arzobispado de México. El CCM indicó que entre 1990 a 2018 han ocurrido 62 asesinados de representantes de la Iglesia Católica, un cardenal, 46 sacerdotes, un diácono, cuatro religiosos, nueve laicos y una periodista de un medio católico. El director del CCM, el religioso Paulino Omar Sotelo Aguilar, señaló que los asesinatos de sacerdotes son consecuencia de la violencia generalizada que se vive en el país.
>> más información

La Policía de Filadelfia pide disculpas por las detenciones en un Starbucks
20MINUTOS.ES "Fallé miserablemente" ha asegurado Richard Ross. Arrestan a dos hombres afroamericanos por estar en Starbucks sin consumir nada.  La cadena despidió al empleado que llamó a la Policía. Starbucks cerrará todos sus locales en EE UU para educar sobre prejuicios raciales. Richard Ross El jefe de Policía de Filadelfia (EE UU), Richard Ross, ha pedido disculpas por la detención de dos hombres afroamericanos en un local de Starbucks, un hecho que ocurrió el pasado 12 de abril y que ha provocado numerosas protestas ciudadanas, tanto en el exterior del conocido establecimiento como en redes sociales. Ross, que es de raza negra, ha defendido el procedimiento de sus oficiales en el incidente pero ha ofrecido disculpas a los afectados. Con la frase "fallé miserablemente", y cabizbajo, el jefe de Policía de Filadelfia ha enviado su mensaje a los detenidos. Rashon Nelson y Donte Robinson, dos jóvenes de raza negra, fueron expulsados de la conocida cafetería por no tomar ninguna consumición. Varios agentes de Policía se personaron y sacaron esposados a ambos. Una clienta grabó un video del momento de la detención y, tras difundirlo en redes sociales, dicho video ha logrado una gran difusión, llegando a hacerse viral. .@ppdcommish Ross just gave a statement on the 4-12-18 @Starbucks incident. You can watch it here: https://t.co/VMRyRJ2Mkq — Philadelphia Police (@PhillyPolice) 14 de abril de 2018 El suceso se ha convertido en una nueva polémica racial en Estados Unidos. El propio CEO de Starbucks ha pedido públicamente disculpas. “Starbucks se opone firmemente a la discriminación o al perfil racial", ha asegurado el presidente ejecutivo, Kevin Johnson, en un comunicado, en el que precisa que su intención es reunirse con los hombres para ofrecer una "disculpa cara a cara". El empleado de Starbucks que el lunes llamó a la Policía después de que dos hombres afromericanos se negaran a abandonar el local ya no trabaja allí, según confirmó un portavoz de la compañía a ABC News. @Starbucks The police were called because these men hadn’t ordered anything. They were waiting for a friend to show up, who did as they were taken out in handcuffs for doing nothing. All the other white ppl are wondering why it’s never happened to us when we do the same thing. pic.twitter.com/0U4Pzs55Ci — Melissa DePino (@missydepino) 12 de abril de 2018
>> más información

El rey de Suazilandia cambia el nombre oficial del país a reino de eSwatini
EFE El nombre proviene de los Swazi, la etnia mayoritaria de la nación africana. Su cambio oficial supone una modificación de su Constitución. Suazilandia El rey de Suazilandia, Mswati III, rebautizó este jueves, durante las celebraciones por su 50 cumpleaños, al pequeño país africano "reino de eSwatini", el nombre con el que lo conocen los Swazi, la etnia mayoritaria de la nación. "El rey dice que de ahora en adelante el reino deja atrás su nombre colonial", informó hoy el director del diario local Swazi Observer, Mbongeni Mningo en Twitter. Suazilandia, el nombre por el que se conoce a esta nación de menos de 200 kilómetros y última monarquía absoluta de África, es la traducción del inglés de eSwatini, que en la lengua local significa "el lugar de los Swati". Por lo que no supone un gran cambio para el más de millón de swazis (el 90% de la población) que se referían a él como tal, y que ya veían ese nombre en sus pasaportes o en documentos oficiales. "Todo país cambia su nombre tras su independencia, y Suazilandia siguió llamándose así, hasta hoy", dijo Mningo. Un cambio oficial de nombre supone una modificación de su Constitución, en vigor desde el 2006, y de toda entidad oficial que conserve la antigua denominación. El país, que celebra este año el 50 aniversario de su independencia, es una de las pocas monarquías absolutas que sigue habiendo en el mundo, junto a Catar, Burnéi, Omán y Arabia Saudí, entre otros. Conviene recordar que el ahora reino de eSwatini es uno de los países menos desarrollados de África; en torno a una de cada cinco personas está infectada por el virus del sida (según ONUSIDA en 2017) y la esperanza de vida es de 49 años (Banco Mundial, 2015), la tasa de paro ronda el 50 por ciento y seis de cada diez habitantes están debajo del umbral de la pobreza.
>> más información

Una operadora de emergencias de Texas, encarcelada por colgar llamadas al 911
20MINUTOS.ES 10 días de cárcel y un año y medio de libertad condicional por interferir en miles de llamadas de emergencia. Crenshanda Williams reconoció que "en esos momentos no quería hablar con nadie". Crenshanda Williams Una antigua operadora del servicio de emergencia 911 en Houston (Texas) ha sido juzgada y condenada por colgar miles de llamadas de emergencia. Crenshanda Williams, de 44 años, fue sentenciada a 10 días de cárcel y 18 meses de libertad condicional por interferir con llamadas telefónicas de emergencia, según informa BBC News. La oficina del fiscal de distrito del Condado de Harris (Texas) acusó a esta teleoperadora de colgar "sistemáticamente" miles de llamadas realizadas por ciudadanos al servicio de emergencia en alerta por robos, exceso de velocidad en vehículos y asesinatos, según los registros telefónicos. Williams trabajó como operadora del 911 durante un año y medio, finalizando su trabajo en 2016. La oficina del fiscal aportó como prueba el sistema de grabación del 911, que registra quién desconecta las llamadas. En el juicio se demostró que miles de llamadas de menos de 20 segundos fueron desconectadas o cortadas por la citada teleoperadora "porque en esos momentos no quería hablar con nadie", según reconoció ella misma a los investigadores. Lauren Reeder, asistente del fiscal de distrito, asegura en un comunicado que "los ciudadanos confían en los operadores del 911 para recibir ayuda en un momento de necesidad. Cuando un servidor público traiciona la confianza de la comunidad y viola la ley, tenemos la responsabilidad de hacerlos responsables penalmente".
>> más información

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Agencia Cardenas de Investigaciones Privadas